Pictures of Beautiful Gardens

viernes, 19 de octubre de 2012

ESTRATEGIAS INNOVADORAS PARA LA EVALUACIÓN DURANTE LOS JUEGOS LÚDICOS.



Este documento contiene características sobre estrategias innovadoras para la evaluación en el aula, en este caso trabajaremos basados en la teoría de planteamientos teóricos acerca del juego teoría psicogenética (piaget): donde se relaciona el desarrollo de los estadios cognitivos con el desarrollo de la actividad lúdica. Piaget dice; que las diversas formas de juego que surgen a lo largo del desarrollo del niño, son consecuencia directa de las transformaciones que sufren paralelamente las estructuras cognitivas de este. En el proceso de asimilación y acomodación, el juego corresponde al primero, porque relaciona al niño con la realidad, que muchas veces es desbordada por su imaginación.
El proceso de acomodación ocurre cuando a través del juego el niño aprende significativamente. Sin dejar de lado la búsqueda de lograr enseñar individualmente y en colectivo y eso se observa en los fundamentos teóricos del juego teoría de la simulación de la cultura (Bruner y Garvey): según ésta, mediante el juego los niños tienen la oportunidad de ejercitar las formas de conducta y los sentimientos que corresponden a la cultura que viven. El entorno ofrece al niño las posibilidades de desarrollar sus capacidades individuales mediante el juego, por razón del “como si” que permite que cualquier actividad se convierta en juego de aprendizaje.
Estos criterios los cerramos en la observación sin que el evaluado esté consciente de las aplicaciones basadas en los fundamentos teóricos del juego, teoría histórica cultural (Vigotsky): el juego se caracteriza fundamentalmente porque en él, se da el inicio del comportamiento conceptual del niño. La actividad del niño durante el juego transcurre fuera de la percepción directa, en una situación imaginaria. La esencia del juego es principalmente imaginaria. Pero, subraya que lo sustancial en el juego, es la naturaleza social de los papeles representados por el niño, los cuales contribuyen al desarrollo de las funciones psicológicas superiores. Con el juego, el niño se ubica en la zona de desarrollo próximo, ya que la mediación de éste y el profesor logran desarrollar sus capacidades.
Centrados en las actividades lúdicas donde los niños aprendan jugando sin la amenaza de la evaluación directa, se desarrolla la facultad de estimación integral al docente, porque jugando los niños toman conciencia de lo real, se implican en la acción, elaboran razonamientos y juicios, y eso es más que elementos de evaluar en forma individual a cada integrante.
Cuando se evalúa bajo la práctica de juegos sin dominios, en sustitución de lo sugestivo y de manera directa, se avanza a un aprendizaje de mejor manera  en los tramos iníciales de la formación. Para este proyecto se necesita docentes que aseguren actividades de aprendizaje y desarrollo en niñas y niños como fuente primaria, que luego de la actividad demuestren interés, motivación, vinculando al máximo con las necesidades e intereses.
Una contradicción en la vía de la innovación actualmente, según la pedagogía crítica es que el juego no sólo debe tener lugar en determinado horarios, ni con materiales específicos sino que debe hallarse integrado a todos los momentos de la acción educativa, aunque en diferentes momentos, según sea el tipo juegos orientados al desarrollo de capacidades, de acuerdo al área curricular respectiva, esto, fundamentado en los postulados de Montessori, Decroly, donde el juego tenía como centro organizador la acción del maestro que indicaba a los niños el manejo de determinados materiales. Con respecto a este punto de vista es necesario y oportuno mencionar que es conveniente instruir a las niñas y niños antes que por descubrimientos.
Planificación: los niños y la maestra dialogan acerca de qué les gustaría jugar, en qué sector, con quiénes. El docente les recuerda el tiempo y espacio donde van a jugar, así como normas de convivencia entre los niños y niñas.
Organización: los niños se distribuyen libremente y se ubican en los diferentes sectores elegidos por ellos. Una vez que se han ubicado, inician el juego libre de manera autónoma, cada niño y niña une o excluye con los que jugará hasta un máximo de 5 niños por sector.
Ejecución o desarrollo: Los niños interactúan, desarrollan sus ideas, negocian entre ellos con respecto a los juguetes que utilizarán y los roles que van a desempeñar, ordena. La hora del juego libre concluye con el anuncio anticipado del final del juego, unos 10 minutos antes la maestra canta una canción “ya es la hora de guardar” y los niños van guardando sus materiales utilizados en los espacios donde fueron retirados, la oportunidad en esta actividad para evaluar la parte de orden.
Socialización: la maestra aprovecha para reforzar los conocimientos que han adquirido durante el juego. Los niños salen al frente para contar a sus compañeros, a qué jugaron, quienes jugaron, cómo se sintieron y que pasó durante el juego.
Representación: los niños en forma individual o grupal libremente representan, mediante el dibujo, pintura o modelado lo que jugaron en sus sectores,  hogar, construcción, dramatización y biblioteca.
Sector de hogar: en este sector los niños recrean los espacios de la experiencia que viven en su casa. Representan roles del hogar, lo que permite el desarrollo socioemocional, la socialización, resolución de conflictos y el lenguaje en el niño.
Sector de construcción: en este sector el niño muchas veces crea escenarios de construcciones de casas, puentes, carreteras etc. Entre otras creaciones espontáneas. Este tipo de juego desarrolla en pensamiento y las competencias matemáticas.
Sector de dramatización: es el sector donde los niños desarrollan mucho más que otros, la función simbólica, asumen diferentes roles, dramatizan. Este sector permite el juego de roles, desarrolla sus habilidades lingüísticas, su autoestima, su autonomía, sus habilidades sociales con otros niños, todo lo cual es importante para su desarrollo socioemocional.
Sector de biblioteca: es importante ya que ayuda a desarrollar en los niños las habilidades comunicativas, además de ser una estrategia del plan lector.
El tiempo y el espacio: se dispone de una hora para esta actividad, la mejor hora es la primera de la mañana ya que esto les permite a los niños descargar sus tensiones. Se necesita un espacio en donde los niños se puedan mover con libertad, por ejemplo en los juegos de representación simbólica, donde los niños escenifican con los juguetes y materiales situaciones de la vida diaria.
Recursos materiales: se utilizan diversos juguetes y materiales, muchos de los cuales pueden ser construidos con cajas de cartón o materiales reciclables, contando con el apoyo de niños y padres de familia. Los recursos materiales los juguetes y materiales se ubican sobre estantes en los diferentes sectores del aula, a la vista y alcance de los niños. Esta forma de organización les ayuda a desarrollar la noción espacial, saben que las cosas ocupan un lugar y tienen un lugar en el espacio.
El rol del docente durante la hora del juego libre en los sectores. El rol que asumen las profesoras durante esta hora, es una posición no directiva, es decir, no tienen protagonismo, sino dejan que el niño vaya desplegando su juego según sus intereses y motivaciones. Acoger los juegos de los niños, significa que Son aceptados con interés y calidez, sin cuestionarlos o juzgarlos.
La observación durante el juego libre en los sectores: el rol más importante es el de observadoras u observadores, la observación diaria es fundamental para conocer mejor a los alumnos. Ver sus progresos diarios a través de la conducta. Detectar problemas en los niños. Conocer cómo trabajan los niños en grupo. Es necesario llevar a cabo una reflexión útil, Para lo cual se debe estar en todo de manera permanente. Describir las acciones tal como ocurren, no hacer interpretaciones sobre lo que se observa, solo prestar atención sin prejuicios o ideas previas, de lo que se espera que acontezca, las percepciones de un niño no tiene porque repetirse en otro niño.
El registro de las conductas de los niños y niñas en los juegos. Las maestras y maestros Deben registrar por escrito las observaciones el mismo día que las realizan. Anotando lo que cada niño ejecuta y la maniobra de sus ejecución en la actividad desarrollada, tal como ocurre, sin colocar apreciaciones personales o juicio de valor. Siendo fundamental el aspecto emocional en la observación. Las emociones de los niños deben ser anotadas para conocer sus estados de ánimos y las formas de relacionarse.
Para estas anotaciones se utilizan de manera individual los Registros descriptivos, o diarios de clase; en ellos se identifica cada uno de los niños o niñas; la actividad planificada y desarrollada, se describe paso a paso lo observado, es necesario que el o la docente establezca criterios para la evaluación, en función del propósito didáctico de la actividad. De igual manera, debe escribirse la fecha y el nombre del docente. Cabe destacar que para todo esto, no existe un formato único, cada institución construye el modelo que le organice mejor su trabajo como evaluador.